10 Tips para Comenzar con las Encuestas de Personal

10_Tips_Comenzar_Encuestas.jpg

Ya sabes que quieres saber más sobre los retos, actitudes y sentimientos de tu personal como un aspecto esencial de tu negocio. Y que Ganaz tiene una nueva y flamante herramienta de encuestas donde los trabajadores reciben las preguntas vía mensaje de texto y tú obtienes todos los datos desde la comodidad de tu computadora. Entonces, ¿qué sigue? En este post, presentamos algunos consejos para que los tengas en cuenta a la hora de crear tus encuestas. 

1. Los mayordomos y/o supervisores deben saber y entender de qué se tratan las encuestas de personal.

Aquí en Ganaz, te ayudamos a mejorar tu comunicación directa con los trabajadores de campo y de planta. Sin embargo, es importante reconocer que los supervisores están junto a los trabajadores en el campo y también son una fuente importante de información y orientación para los ellos. 

Comunícate con los supervisores (a través de Ganaz o en persona) y asegúrate de que estén informados de lo siguiente: 

  • La compañía enviará encuestas a través de Ganaz.

  • Responder a las encuestas beneficia a todos; escuchar la voz de todos ayuda a la empresa a tomar medidas para seguir mejorando las condiciones de trabajo. 

  • Para la empresa es importante conocer la opinión de los trabajadores. 

2. Comienza con preguntas sencillas.

Tómate un tiempo para asegurarte de que los trabajadores se sientan cómodos contestando tus encuestas. Sabemos que es tentador empezar a hacer preguntas sobre temas que se sienten urgentes y que te preocupan, pero es crucial primero establecer un sentido de seguridad y familiaridad para los trabajadores. 

Comienza con preguntas que son:

  • Positivas

  • No son polémicas. 

  • Cortas y claras.

Una vez que los trabajadores se familiaricen con las encuestas, puedes empezar a hacer preguntas más específicas de acuerdo con tu estrategia laboral de RRHH. 

3. Sé breve.

Los tiempos de atención de la personas son cortos; por ello, tus preguntas deben ser concisas y claras. Sé directo tanto en tus preguntas como en las opciones de respuesta (si estás enviando preguntas de opción múltiple). 

4. No hagas preguntas compuestas. 

¿Estás contento en el trabajo? y ¿recomendarías la compañía a otros?

En el ejemplo anterior, la atención del destinatario está dividida y esto puede llevar a confusión. ¿Cuál de las dos preguntas está contestando el encuestado? 

5. Experimenta con las horas de envío.

El horario de los equipos de cada compañía es diferente. No recomendamos el mismo tiempo de envío para todos porque la mejor manera de optimizar el tiempo de envío es tener en cuenta los horarios y condiciones particulares de los trabajadores y experimentar con los tiempos de envío por ti mismo. Prueba los tiempos al principio y al final de los turnos de trabajo y observa cuál funciona mejor para tu equipo. 

6. Escribe en tono conversacional.

No seas demasiado formal ni uses palabras complicadas. Usa el tipo de palabras que la gente de tu equipo usa habitualmente. Haz que tus empleados sientan que están en una conversación real y que alguien está realmente interesado en lo que ellos, personalmente, tienen que decir. 

Antes de enviar una encuesta, practica haciendo las preguntas a un compañero de trabajo o amigo. ¿Se siente natural? ¿Entienden lo que estás preguntando?

7. Recuerda que los índices de respuesta NO lo son todo.

Sí, es cierto que quieres que la mayoría de la gente responda a tu encuesta. Sin embargo, no debes descartar el poder de la valiosa información que estás obteniendo, sin importar la tasa de respuesta. Por ejemplo, es posible que tengas una pregunta abierta y sólo obtengas una tasa de respuesta del 10%, PERO que puedas aprender información muy importante de esas respuestas.

8. Apunta a una tasa de respuesta del 15% y construye a partir de ahí. 

Recuerda que tu audiencia tiene una curva de aprendizaje. La mayoría de los trabajadores de las industrias agrícola y de procesamiento no están familiarizados con las encuestas de empleadores, por lo que es importante comprender que habrá un proceso de aprendizaje cuando empieces a enviar las encuestas a tus empleados. 

No te desanimes si empiezas con una tasa de respuesta aparentemente baja; sigue estos consejos y crearás confianza y familiaridad entre tus empleados, lo que resultará en tasas de respuesta más altas y, lo que es más importante, datos valiosos y aplicables para seguir mejorando tu negocio. 

9. Aprovecha las reuniones de personal.

Hacer encuestas durante las reuniones de personal es una gran manera de familiarizar a la fuerza de trabajo con la herramienta, así como obtener tasas de respuesta muy altas.

10. Actúa sobre los resultados, incluso con acciones pequeñas.

Un indicador importante para la continuación de los altos índices de respuesta es que los empleados tengan confianza de que se actuará sobre la base de los datos que se reciben. Esta es una buena razón para empezar con preguntas sencillas y prácticas para que puedas crear buena voluntad y confianza rápidamente.